viernes, 5 de diciembre de 2008

NO CREO



No creo en dios todo poderoso
No creo que haya sido el creador del cielo y de la tierra
Creo que Jesucristo si existió
Pero no creo que caminara sobre las aguas
Ni resucitara a Lázaro
No creo que haya sido el único hijo
De un hombre y una mujer del pueblo palestino
Que fue concebido por el más puro amor
De dos cuerpos que se aman dulcemente
Así como no creo
Que María haya sido siempre virgen

No creo en la escuela
No creo en nuestra academia burguesa
Que cada día forma nuevos egoístas
Y aliena nuestras mentes
No creo en la prensa
Ni en la radio
Y mucho menos en la televisión
Que solo lava cerebros con detergentes
No creo en el sistema que nos domina
Ni creo en la falsa armonía de la burguesía

No creo en los centros comerciales
Ni en caminar de arriba para abajo
Solo para consumir esteriotipos de plástico
No creo en la moda
Porque solo tengo 3 camisas viejas
Y siempre uso el mismo pantalón
No creo en Ronald Mc.Donald
Ni en Doland Trump
No creo en los Rockefeller
Porque ellos explotan al pueblo
Y venden cajitas felices
Con los tristes cuerpos de iraquíes
Y su respectivo muñequito Disney
Con el grabado
“Made by children’s of China”

No creo en el bautizo de niñas y niños inconcientes
Tampoco creo en la primera comunión
Ni en la confirmación
No creo en el matrimonio
Porque tampoco creo en las leyes
Y jamás creeré que un papel sellado
Me dirá como amar eternamente a una persona
Así como no creo en las fiestas de quinceañeras
Que solo alimentan el fetiche de las madres frustradas
Porque el capitalismo no les dio quince años a ellas

No creo en tener un carro ultimo modelo
Porque de allí siempre sale un estrellado
Muerto y sepultado
Que al tercer día se reúne con los muertos
En el cementerio
No creo en las personas que viven juzgando
Tanto a los vivos como a los muertos
Porque nunca ellos se ven en un espejo
Y siempre tienen rabo de paja
No creo en la reconciliación
De dos clases sociales antagónicas
Y eternamente irreconciliables

No creo en el espíritu santo
Y mucho menos creo
En la “santa” iglesia católica
Que habla de amor a los pobres
Desde grandes quintas opulentas
Iglesia católica inmoral
Que habla de compartir el sufrimiento del pueblo
Desde grandes camionetas blindadas con escoltas
No creo en el cristo de 24 kilates
Que cuelga de sus cuellos cardenalicios
No creo en la comunión de los santos
Porque los santos no existen

No creo en el perdón de los pecados
Porque no hay peor pecado
Que esta misma sociedad
No creo en la resurrección de los muertos
Salvo aquellas y aquellos que aun viven
En la memoria inmortal de los pueblos
Solo ellas y ellos tendrán vida eterna
En nuestra eterna lucha por la vida
Amen.

2 comentarios:

Cristian Mejía dijo...

pero la gente cree y le gusta creer, la entretiene le da esperanzas, llevan la ultima gallina a la iglesia, dan el diezmo, dan su tiempo, dan todo por el pedazo de cielo, por el perdon divino, por la uncción de paz. Bueno tu poema vos. Saludos

TROnA dijo...

el cristianismo es una mentira es control de masas al igual que el islam, tiene sus pros y sus contras en mi tierra la gente de antaño creía mas en dios pero de forma que hacia a la muerte mas dócil por eso hay que tener fe para cuando muramos esa fe sea lo único que nos ampare en nuestros últimos momentos, los curas son la mayoría con animo de lucro pero hay personas que real mente se entregan con los mas desfavorecidos