sábado, 31 de enero de 2009

EN ESTE AUTOBUS

Foto tomada por: Angel Proletario



Miro el reloj

y observo el retraso inminente

en la cotidianidad

del que no tiene transporte

y termina dependiendo

del insufrible autobús

para llegar a destinos inciertos.


Por fin aparece

el tan ansiado vehículo

y por momentos

recuerdo a la progenitora

de su amargado chófer

pero luego reflexiono

para terminar asumiendo

que su madre no debe ser la culpable

de semejante irresponsabilidad.


Tomo asiento

haciendo esfuerzos por relajarme

aun con esta salsa erótica

en altísimos decibeles

mientras se va llenando de pasajeros

esta unidad colectiva

que en el fondo

termina siendo privada.


De repente

miro por el espejo retrovisor

y observo tu rostro

cálido

terso

lleno de calma y colorete

mientras que poco a poco

aborda sudoroso

el joven que vende

los ricos y deliciosos chocolates

rellenos de fresa

con una tarjetita de frases cliché

seguido de una señora

que pide una colaboración

para operar a su hijo enfermo

porque un autobús

no le niega a nadie.


sigo detallando tu belleza

a través del espejo

pensando en como podría ser

la dulce voz que de ti salga

o tal vez

como se debe sentir

acariciar tus mejillas

mientras nuestros labios se unen

entonces

sin más ni más

me regalas una mirada

de esas que no empobrecen

ni enriquecen a nadie

pero que para mí

son de gran ayuda

para aplacar esta sensación

de retraso y soledad

que me embarga diariamente.


Inesperadamente

de entre tanto ruido

logro escuchar al fin

esa voz angelical

solo para decir “Parada”

te levantas de tu asiento

mientras yo te detallo

palmo a palmo

y descubro que no solo tu rostro

es lo más bonito que tienes.


Entonces

bajas lentamente

y yo te veo partir apurada

mientras lamento

que en este autobús

esta no sea mi parada.



19/01/2009

A una de tantas anonimas…


3 comentarios:

Vcellistagirl dijo...

ufff amigo que fue eso? yo que tu me bajo y le pido el numero... o sino asalto al chocolatero y se los regalo!!! jiji muy lindo prole!

besitos!

Abril dijo...

Las miradas perdidas en lugares publicos........ son reemocionantes!!!

Mariette dijo...

Te pasasteeeeeeeee!!!

Creo que acabo de tener un deja vu con este poema! Por todo lo que dices, tanto por lo del chofer del autobús, del tren o metro, que te hace pensar en su progenitora jajaja así como el ambiente frío que se respira en la ciudad, mientras todo el mundo regresa a su casa o se va al trabajo....

Y sobre esa "aparición" mágica de alguien, me recuerda al "Avión de la bella durmiente" de Gabriel García Márquez... y sííí jeje también me ha pasado y es como lo describes!


¡Te la comiste Ángel!!!! Me encanta =)